31 mar. 2010

LO FORTUITO ES MEJOR, GRACIAS A USTEDES


Lo que es bello es bueno y quien es bueno también llegará a ser bello
Safo

A veces uno comienza algo y sin ninguna intensión se vuelve más que un proyecto, una obsesión como me dijo un amigo en estos días. Estoy de acuerdo con que algunas cosas deben ser fortuitas, pero otras si deben ser programadas. Por ejemplo, un matrimonio debe ser programado, no como el mío que fue muy dejado a suerte y se terminó. Igualmente para mí lo fortuito es mucho más excitante, pues, me gustan las sorpresas (aún las malas sorpresas, como la que dio mi exnovio de goma blablabla) Cuando aparece alguien en tu vida sorpresivamente y te atrapa con una mirada, luego con un viaje a Grecia y al final con un anillo de compromiso: es algo que valorarás por el resto de tu vida. Por qué? Pues no hay nada peor que programes algo y la cosa te salga mal. Aunque muchos de mis allegados no lo crean, soy perfeccionista, floja, pero perfeccionista y si algo no me sale como yo quiero, durante algún preparativo puedo ser la mujer más insoportable del mundo. En los casos en donde me ha salido a la perfección alguna cosa, es porque el factor sorpresa sale a relucir. 

Lo fortuito es lo que te salva la pata del barro: ¿Ahora si me entienden?

Por eso amo este blog, pues ha ido evolucionando con ustedes, gracias a ustedes y con mi propio proceso. No importa que entren en mi vida, que las personas que nombro se sientan ofendidas o mi privacidad este a la merced de sus ojos. Siempre quise ser famosa y serlo significa que una cuota de tu vida sea un factor público. Aún exagero, aún sigo jugando con  la ficción que  está de la mano con los hechos reales. Pero así todo esto haya pasado tan rápido, tan fortuitamente, mi fin “programado” siempre fue hablarle a las gente, a las mujeres en este caso , que sintieran que estaban en un café conversando con una mujer igualita a ellas, que sufrió las mismas penurias que la mayoría y por supuesto burlarnos un poco de ellos y nosotras mismas.


Quiero dedicarle este blog a ustedes mismas, que me han dado fortaleza, me han hecho reír, me han corregido hasta los errores de tipeo que he cometido aquí y espero haberlas ayudado a despertar como desperté yo. La misión de hoy en adelante, no es criticar a los hombres de goma o que medianamente tengan momentos gomíferos, sino hacerles ver que pueden ser mejores hombres y no como los crió la mamá, que la gente puede cambiar… pues sino el chalequeo va ser peor. Y bueno ya basta de tanta palabra y a escribir mi próximo post.

Se les quiere.

0 Comentar es Gratis:

31 mar. 2010

LO FORTUITO ES MEJOR, GRACIAS A USTEDES


Lo que es bello es bueno y quien es bueno también llegará a ser bello
Safo

A veces uno comienza algo y sin ninguna intensión se vuelve más que un proyecto, una obsesión como me dijo un amigo en estos días. Estoy de acuerdo con que algunas cosas deben ser fortuitas, pero otras si deben ser programadas. Por ejemplo, un matrimonio debe ser programado, no como el mío que fue muy dejado a suerte y se terminó. Igualmente para mí lo fortuito es mucho más excitante, pues, me gustan las sorpresas (aún las malas sorpresas, como la que dio mi exnovio de goma blablabla) Cuando aparece alguien en tu vida sorpresivamente y te atrapa con una mirada, luego con un viaje a Grecia y al final con un anillo de compromiso: es algo que valorarás por el resto de tu vida. Por qué? Pues no hay nada peor que programes algo y la cosa te salga mal. Aunque muchos de mis allegados no lo crean, soy perfeccionista, floja, pero perfeccionista y si algo no me sale como yo quiero, durante algún preparativo puedo ser la mujer más insoportable del mundo. En los casos en donde me ha salido a la perfección alguna cosa, es porque el factor sorpresa sale a relucir. 

Lo fortuito es lo que te salva la pata del barro: ¿Ahora si me entienden?

Por eso amo este blog, pues ha ido evolucionando con ustedes, gracias a ustedes y con mi propio proceso. No importa que entren en mi vida, que las personas que nombro se sientan ofendidas o mi privacidad este a la merced de sus ojos. Siempre quise ser famosa y serlo significa que una cuota de tu vida sea un factor público. Aún exagero, aún sigo jugando con  la ficción que  está de la mano con los hechos reales. Pero así todo esto haya pasado tan rápido, tan fortuitamente, mi fin “programado” siempre fue hablarle a las gente, a las mujeres en este caso , que sintieran que estaban en un café conversando con una mujer igualita a ellas, que sufrió las mismas penurias que la mayoría y por supuesto burlarnos un poco de ellos y nosotras mismas.


Quiero dedicarle este blog a ustedes mismas, que me han dado fortaleza, me han hecho reír, me han corregido hasta los errores de tipeo que he cometido aquí y espero haberlas ayudado a despertar como desperté yo. La misión de hoy en adelante, no es criticar a los hombres de goma o que medianamente tengan momentos gomíferos, sino hacerles ver que pueden ser mejores hombres y no como los crió la mamá, que la gente puede cambiar… pues sino el chalequeo va ser peor. Y bueno ya basta de tanta palabra y a escribir mi próximo post.

Se les quiere.

0 comentarios: